VENTA, ESTADO DE ÁNIMO Y BUEN HUMOR

VENTA, ESTADO DE ÁNIMO Y SENTIDO DEL HUMOR

Vender facilita tomar conciencia de que además de la Meta está el Camino y con ello, aprender a disfrutar del  momento.

En los años que llevo colaborando con Empresas/Clientes en la Formación y Desarrollo de sus Equipos Comerciales,  he tenido ocasión de tratar y conocer a miles de Vendedores.

Los de mayor éxito son positivamente disruptivos y poseen un séptimo sentido emocionalmente muy útil que rara vez se cita.

Saben filtrar las situaciones incómodas a través del buen humor.

En un taller reciente  con Vendedores-Técnicos de una Compañía  del Sector Químico, una parte del trabajo trans-formativo  marcaba en su desarrollo base,  que cada uno refiriera  el pasaje de algún libro.

Un relato que les hubiera hecho sonreír abiertamente sobre el hecho de sacar partido a una situación aparentemente fastidiosa. Cito uno de ellos:

El libro es “Las aventuras de Tom Swayer” (1.876) de Marck Twain y el pasaje discurre más o menos así:

“Tom ( 12 años),  había recibido un nuevo encargo de su tía Sally, con la que convivía.

El domingo, mientras toda su pandilla iba a bañarse al río ( Mississippi), él tendría que quedarse pintando la valla que rodeaba la casa familiar. No podría ir a darse un chapuzón hasta que acabase la tarea.  Tenía para todo el día. ¡Un fastidio!

Pero si algo caracterizaba a Tom era su capacidad de dar la vuelta a las situaciones negativas.

Pensaba en cómo conseguir cumplir con su tía Sally, poder ir al río y, al tiempo, conseguir  que sus amigos participaran y disfrutasen de todo esto. Y él con ellos.

Esperó a que, a la vuelta de la Iglesia, pasaran por delante de él, camino del río. En cuanto los vio acercarse, puso su cara más alegre y empezó a silbar una cancioncilla mientras pintaba animosamente.

La pandilla, en lugar de reírse de él por  estar atrapado en esa tarea y ante su actitud feliz, le preguntaron por qué estaba tan contento.

Tom, sin cortarse un  pelo, indicó que tía Sally le había permitido pintar la valla por su buen comportamiento . ¡Y podía estar el tiempo que quisiera!.

Los niños le pidieron por favor que les dejara jugar a ellos también.

Tom se hizo al principio el remolón, aunque luego asignó a cada niño un sector para pintar, mientras él coordinaba la operación.

Entre toda la  cuadrilla, terminaron en un santiamén y luego todos, encabezados por Tom, manchados de pintura hasta las cejas, contentos y felices fueron a bañarse al río a pasar un maravilloso domingo juntos.”

Resiliencia pura. Y eso se aprende, se entrena y se practica.

info@alfonsoruano.com

Acerca de alfonsoruano

25 años como Consultor en Formación de Vendedores. Socio Director en la Firma Alfonso Ruano & Asociados. Evaluación, diseño, implantación de Planes de Formación Comercial a la medida de cada empresa cliente. Impartición de cursos, seminarios y talleres de mejora contínua para Equipos de Venta en coordinación con la Estrategia de la Empresa. Contenidos e y b-learning. Capacitación de Jefes/Responsables de Equipos de venta. Apoyo a la Dirección Comercial y de RR.HH. Arquitecto (U.Politécnica de Madrid). MBA por I.E.S.E (U.Navarra)
Esta entrada fue publicada en ARTICULOS PROPIOS. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s